La verdad es que ya tocaba ir añadiendo contenidos al blog y creo que lo primero es detallar cómo empezar en la fotogrametría.

A modo de presentación te voy a comentar que por aquí no vas a encontrar un lenguaje muy técnico ni montajes de miles de euros. A medida que vayamos profundizando iremos entrando en otras posibilidades, pero por ahora nos vamos centrar en lo imprescindible.

De hecho, además de conceptos muy básicos, os contaré algunas soluciones de bajo coste para que iniciarse en este mundo no suponga una inversión que nos deje tiritando.

Si ya sabes de qué va y no te interesa cómo empezar en la fotogrametría, igual debes saltarte algunos puntos y esperar a los siguientes artículos del blog. Si acabas de aterrizar o tan solo te has planteado comenzar en esta apasionante técnica. Empecemos por lo más sencillo.

¿Qué es la fotogrametría?

¿Foto y metro?  ¿Un reportaje sobre un tren subterráneo? Pues va a ser que no.

La idea es utilizar una cámara fotográfica (nada de scanner, láser y cosas por el estilo) y a base de FOTOS recrear un objeto en un formato apropiado para su manipulación en el ordenador. Por supuesto, cada objeto tiene unas medidas determinadas y que debemos establecer en el proceso (MEDICIÓN)

Pues ahí lo tienes: Fotos y medidas. Hablando un poco más elegantemente, la fotogrametría es el proceso por el que se pueden recrear objetos reales utilizando fotografías (2D) y generar objetos virtuales (3D).

¿Para qué sirve la fotogrametría?

Pues para crear objetos en tres dimensiones utilizando fotos “normales”, ¿no te lo había dicho ya?

Los objetos digitalizados pueden ser utilizados en infinidad de campos. Dependiendo de los medios utilizados y el objetivo perseguido, podrás incluir objetos del mundo real en videojuegos, preservar el patrimonio cultural de tu ciudad, recrear las piezas expuestas en un museo o realizar representaciones topográficas de un terreno con todo lujo de detalles.

Las posibilidades son enormes y ahora están al alcance de (casi) cualquier persona con ganas de aprender y un equipo medio decente.

Empezar en la fotogrametría

¿Qué necesito para empezar en la fotogrametría?

Paciencia. Mucha paciencia, ganas de aprender y un equipo mínimo. Hablo de equipo mínimo porque de esto trata este blog: Cuanto mejor el equipo, mejor resultado. Cuanto más potente el ordenador, menos tiempo tardarás. Cuanto mejor sea la cámara…

Cámara fotográfica

Sorpresa. Para hacer fotos necesitas una cámara de fotos. ¿Y no las puedo hacer con el móvil? Por supuesto que sí, pero dependerá de la cámara que incorpore tu móvil, del sensor que utilice (vaya, primer palabro: sensor).

Yo utilizo una Canon 550D. Un modelo para introducirse en el mundo de la fotografía. Te prometo que no es nada del otro mundo.

Si de verdad quieres comprobar si tu equipo fotográfico es el adecuado para empezar en la fotogrametría, es un nuevo artículo hablaremos de cámaras y configuraciones. A fin de cuentas, las fotos que hagas serán la base del éxito de tus proyectos.

Un ordenador

Parece obvio: si vas a trabajar con fotografías digitales necesitarás un ordenador para procesarlas.

Dependerá del programa que vayas a utilizar, pero no vale cualquier ordenador. Alguna pega tendría que tener esto, ¿no?

Ya te adelanto que vas a necesitar un procesador lo más rápido posible, un buen montón de memoria, una tarjeta gráfica bastante decente y discos duros (sí, en plural) con mucha, mucha capacidad.

En un futuro artículo hablaremos con detalle sobre los requisitos hardware del PC para empezar en la fotogrametría porque es un apartado delicadillo, aunque viendo las cosas que gasta el personal para jugar, igual te llevas una sorpresa.

El programa adecuado

Una vez más voy a sorprenderte: Cuanto más dinero estés dispuesto a gastar, más tiempo permanecerán tus uñas intactas. Procesar cientos o miles de imágenes es algo que consume mucho tiempo y queremos ver resultados cuanto antes. Tanto el software que elijas como el hardware harán que el proceso tarde más o menos. Ya te dije que uno de los requisitos es la paciencia.

Aunque dedicaremos un artículo a comentar las distintas aplicaciones que puedes usar, te anticipo que las hay libres 100%, gratuitas hasta un determinado número de fotos, de pago dependiendo del número y tamaño de las fotos a utilizar o de las que te cuestan un riñón aunque no tienen límites.

¿Algún requisito más para iniciarse en la fotogrametría?

Luz, muchas ganas, luz, paciencia, luz, técnica, luz, aprendizaje y luz. ¿Ya te he dicho que hace falta  luz?

La correcta iluminación de una escena, ya sea en la calle o en ese rincón que llamas estudio es im-pres-cin-di-ble. Ta necesaria que dedicaremos un artículo exclusivamente a este apartado.

No olvides que la base de todo este proceso arranca con la sesión fotográfica. Las fotografías han de ser nítidas y tienen que estar perfectamente iluminadas. Ningún equipo de alta gama va a darte los resultados deseados si las fotografías están mal iluminadas, trepidadas, borrosas… A fin de cuentas, hablamos de fotografía, así que habrá que dedicar alguna entrada del blog a la sesión fotográfica.

Resumen

¿Se puede hacer fotogrametría con un equipo normalito? Por supuesto que sí. Necesitas una cámara, un ordenador “normalito” con algunas salvedades, un programa y algunos cacharros más.

Si te gusta la fotografía estás de enhorabuena: Puede que ya tengas todo lo necesario. Y si no, igual vemos por aquí algunos montajes muy baratitos con resultados espectaculares. Todo es cuestión de probar.